En noviembre de 2011, el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, abrió una convocatoria para la ejecución de un Proyecto de Erradicación del trabajo Infantil en el Perú. La Fundación Desarrollo y Autogestión DyA, el Centro de Estudios y Promoción y Desarrollo – desco, y World Learning, se asociaron para proponer la ejecución del Proyecto “Semilla”.

El Proyecto Semilla tiene como propósito aportar a la formulación de políticas públicas relacionadas a la erradicación del trabajo infantil en actividades agrícolas familiares. Para ello, desarrolla acciones con cinco ministerios, tres gobiernos regionales y más de 30 gobiernos locales, dirigidas a fortalecer las capacidades institucionales para enfrentar el tema y desarrollar capacidades en los funcionarios responsables de la formulación e impulso de políticas.

Adicionalmente, el Proyecto genera información específicamente sobre un ámbito desconocido: el trabajo agrícola familiar que se combina con las labores domésticas y que es ampliamente aceptado como parte de la formación de los niños y niñas sin distinguir los riesgos que bajo ciertas circunstancias, puede implicar. El Proyecto realizará 8 investigaciones que permitirán caracterizar los riesgos a la salud del trabajo agrícola, reconstruir percepciones a partir de historias de vida, dimensionar la lógica del mercado laboral, los problemas educativos que enfrentan los niños y niñas trabajadores, etc. Se busca que dichas investigaciones sirvan como insumo a tomadores de decisiones del gobierno.

A fin de generar evidencia para la formulación de Políticas Públicas, el Proyecto también implementa proyectos en tres regiones, con estrategias de educación, producción y sensibilización. En esta dimensión, Semilla ha sido reconocido como el Primer Proyecto Piloto de la Estrategia Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil impulsado por el Ministerio de Trabajo con la participación de varios Ministerios. Desde allí tiene la responsabilidad de validar en los tres Departamentos distintas estrategias para atender los problemas educativos de los niños/as trabajadores, mejorar la economía familiar y sensibilizar a la población frente al trabajo infantil agrícola. En las intervenciones de campo, Semilla atenderá directamente a 6,000 niños, a través de servicios educativos directos y a más de 3,000 familias a través de su componente de generación de ingresos.